“La ley más importante, tu moral. El mejor abogado, tus principios. Y el mejor juez, tu conciencia”.

Confianza mutua. Sacrificio. Transparencia. “Acta non verba”.

Arriesgarse es perder el equilibrio momentáneamente, pero no arriesgarse es perderse a uno mismo. El triunfo no está en vencer siempre, sino en nunca rendirse. L’èxit és simplement l’aplicació diària de la disciplina (Jim Rohn).